Miércoles, 16 Enero 2019 16:16

DEFENSORÍA DEL PUEBLO ABRE QUEJA POR PRESUNTO ABUSO POLICIAL A INTEGRANTE DEL MOVIMIENTO RASTAFARI

Representantes del Movimiento Rastafari en Panamá se reunieron con el Defensor del Pueblo, Alfredo Castillero Hoyos, y parte de su equipo de trabajo para interponer una queja por presunto abuso policial y a la vez solicitar que la entidad establezca un proceso de medicación con la Policía Nacional.


Esta situación se dio luego de que el pasado sábado unidades Linces de la Policía Nacional, en un confuso incidente, agredieron a un miembro de la comunidad rastafari en Isla Colón, Bocas del Toro; supuestamente porque lo confundieron con un ladrón, no obstante, pasadas las horas se comprobó que el ciudadano de nombre Louis no tenía nada que ver con el robo.

Ante esta situación, el Ombudsman señaló que la entidad procederá con la apertura de la queja por presunto abuso policial y a su vez hará las gestiones necesarias con la Policía Nacional para establecer la reunión a fin de que se puedan analizar los abusos manifestados por los miembros de este movimiento.

“No hay ninguna justificación para que la Policía golpeé a una persona, en el país hay una política de perfilamiento en general, que es errónea. La institución no va a tolerar este tipo de abusos, es por esto que procederemos con la apertura de la queja y le daremos seguimiento a este tema hasta que se resuelva”, explicó Castillero Hoyos.

 Por su parte, Gilberto Toro, activista de los derechos humanos de la comunidad rastafari manifestó que este incidente les preocupa y “enciende las luces de alerta” ante la preocupación de que se repitan acciones en contra de los miembros de esta agrupación, las cuales ellos consideraban habían sido superadas y eran parte del pasado.

 “Todavía vemos que algunas unidades de la Policía Nacional, en especial de los Linces, nos detienen como sospechosos de algún acto delictivo, pero nosotros como líderes espirituales le planteamos nuestros derechos y ellos frenan su accionar”, manifestó.

Mientras, Eric Moses, sacerdote embajador del Congreso Negro Africano, aseguró que ellos desean que la Defensoría del Pueblo establezca un acercamiento o mediación con la Policía Nacional para que se pueda analizar la situación que enfrenta esta agrupación.

“Todavía sentimos que hay algún tipo de discriminación, somos los últimos en ser tomados en cuenta en un trabajo, cuando hay retén se nos ve como sospechosos; pero nosotros somos personas preparadas varios de nosotros somos dueños de nuestra propia empresa”, finalizó Moses.

Galería de Imágenes

regresar a arriba