DEFENSORIA DEL PUEBLO

Llámenos : +507-500-9800 face1 twitter1 instagram Síguenos en Youtube

Lunes, 01 Mayo 2017 09:15

Por una realización plena del derecho al trabajo

El día primero de mayo de cada año se celebra en Panamá y en la mayoría de los países del mundo el día internacional de los trabajadores y las trabajadoras en conmemoración a los hechos ocurridos en 1886 en la ciudad de Chicago, Estados Unidos  que marcaron hito en la lucha mundial por la reivindicación de los derechos económicos y sociales relacionados con el  trabajo. La Defensoría del Pueblo de Panamá no puede dejar pasar la ocasión sin compartir reflexiones al respecto.


Pese a grandes avances, la plena realización del derecho al trabajo y los derechos relacionados al mismo para todos y todas dista mucho de ser una realidad en Panamá.  Pese a que tratados internacionales ratificados por Panamá establecen que todo trabajador y trabajadora debe tener derecho a una remuneración que le garantice un nivel de vida digno, existe un gran número de personas en Panamá que todavía devengan remuneración inferior al salario mínimo. Esto, sin dejar de considerar que los salarios mínimos prescritos por la legislación panameña no son siempre suficientes para asegurar un nivel de vida digno.

Aun cuando los estándares internacionales recomendados por entidades como el Comité de Derechos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas recomiendan una semana laboral típica de 40 horas, Panamá sigue manteniendo la semana laboral de 48 horas como la norma.

El derecho internacional y doméstico reconoce el derecho a la estabilidad laboral ésta sigue siendo una ilusión para un gran número de trabajadores y trabajadoras. Esto es una realidad en el sector privado pero lo es incluso más en el sector público donde muchos servidores y servidoras no tienen su derecho a estabilidad reconocido ni siquiera en el ámbito formal. También, en contravención a los estándares internacionales, siguen personas siendo destituidas de sus plazas de trabajo por lesiones o por enfermedades físicas o mentales sobrevinientes a la relación laboral.

Pese a que el derecho internacional prescribe el principio de “a igual trabajo, igual salario” y el derecho al acceso al trabajo sin discriminación. La discriminación en el ámbito laboral continúa siendo un problema en Panamá, siendo todos los días personas sujetas a salarios o condiciones de trabajos inferiores o de plano negadas oportunidades de trabajo por razón de su raza, identidad étnica, origen nacional, sexo, identidad u orientación sexual, condición de discapacidad, edad,  religión, condición económica, entre muchas otras causales inaceptables de discriminación.

La Defensoría del Pueblo está especialmente consciente de estos y muchos otros problemas que impiden la realización plena de los derechos humanos dado el gran número de quejas recibidas por está institución que guardan relación con estos temas. En el 2016 la Defensoría recibió más de 100 quejas relativas a presuntas violaciones a derechos humanos en el ámbito  laboral, y más de 20 en lo que va del 2017.

Siendo esta la realdad la Defensoría desea hacer un llamado a las autoridades para que redoblen esfuerzos en el combate a las malas prácticas laborales y en el desarrollo de normas y políticas encaminadas a la protección de los derechos humanos en el ámbito laboral.

También hacemos un llamado al sector empresarial en el sentido de recordar que la responsabilidad social de una empresa empieza por el aseguramiento de condiciones de trabajos justas y dignas para su recurso humano y el respeto de los derechos humanos del mismo.