DEFENSORIA DEL PUEBLO

Llámenos : +507-500-9800 face1 twitter1 goo1 Síguenos en Youtube

Lunes, 24 Septiembre 2018 12:41

DEFENSORÍA DEL PUEBLO ABRE QUEJA DE OFICIO POR PRESUNTA VIOLACIÓN AL DERECHO A LA SALUD

La Oficina Regional de la Defensoría del Pueblo en La Chorrera abrió una queja de oficio por presunta violación al derecho a la salud, ante las diferencias anomalías encontradas durante una inspección a las instalaciones del Minsa Capsi ubicado en el corregimiento de Burunga, distrito de Arraiján.

 


En la mañana del lunes 24 de septiembre, moradores de las barriadas aledañas llevaron a cabo una protesta, ya que temen por el posible cierre del citado Centro de Salud debido a las condiciones que presenta el mismo y la falta de personal tanto médico como administrativo.

 

 

 

“El problema de este centro es que sus infraestructuras están en mal estado, tenemos el equipo necesario, pero no tenemos el personal necesario, hay problemas de filtraciones en los techos y hongo en las paredes, necesitamos que se hagan las mejoras necesarias”, manifestó una de las manifestantes.

 

 

 

Ante lo expuesto, la Defensoría del Pueblo acudió al área y se reunió con directivos del mismo quienes reconocieron los problemas de falta de personal médico y administrativo; aunado a las malas condiciones de los techos y ductos del aire acondicionado.

 

 

 

“No podemos atender a los pacientes en un lugar inadecuado porque traería otras consecuencias, hemos girado notas al director regional de salud, pero no nos han dado respuestas”, puntualizó la doctora Noemí Carrasco.

 

 

 

Cabe destacar que además de los problemas citados, los Oficiales de Derechos Humanos de la Defensoría del Pueblo constataron que el Minsa Capsi cuenta con dos tanques de reserva de agua uno de 35mil galones el cual se encuentra dañado y solo funciona el de 10 mil galones, con poca fuerza; la Planta Eléctrica y la Planta de Tratamiento no funcionan por falta de mantenimiento; asimismo hace falta una ambulancia, un médico Pediatra y otra unidad de la Policía Nacional a fin de custodiar las instalaciones y prever vandalismo.